Inmortal Memories

26 marzo, 2010 by

Bueno, pues esta tarde me he dicho: “Voy a renovar un poquito el aspecto de mi blog más personal” porque sí, yo tengo un blog más intimista xD

Se trata de Inmortal Memories

A ver, la verdad es que esta en blogger… pero fue mi primer blog y le tengo un especial cariño… además de todos los cambios por los que ha pasado, también a recogido mis diferentes etapas como persona y demás detalles que lo convierten en algo especial para mi.

Pero, no lo voy a negar, la profesionalidad de wordpress es mucho más apreciable.

Sea como sea, hoy no tengo descargas… lo siento ;W; Pero prometo traerlas tan pronto como me sea posible.

Matta nee, minna! 😀

P.D.: Me leeré el fantasma de la ópera este puente… ya lo comentaré más adelante.

K-ON! [Descargar con Pando]

20 marzo, 2010 by

Genero: Comedia, Música, Gakusei

Episodios: 12

Año: 2009

Idioma: japonés

Subtítulos: Castellano

Fansub: ECA-Anime

Duración: aprox. 24 min.

Tamaño de cada capítulo: aprox. 138 MB

Formato: .avi

Argumento [by Wikipedia]: La historia base se centra en cuatro chicas que asisten a su primer año de preparatoria, en donde tenemos a Yui Hirasawa y su impaciencia en la búsqueda de un club del cual participar. Por otro lado tenemos a Ritsu Tainaka (baterista) quien le propone a su mejor amiga Mío Akiyama (bajista), inscribirse juntas en el club de música ligera del instituto, pero desafortunadamente se enteran que está próximo a ser cerrado debido a que todos sus miembros se habían terminado de graduar el año anterior.

Debido a que el mínimo permitido para aprobar un club es de 4 integrantes, Ritsu y Mío tratan desesperadamente de conseguir que el club no sea cerrado, por lo que en el intertanto lograrán reclutar a Tsumugi Kotobuki quien les indica que solo sabe tocar Teclado. Esto significa que solo hace falta un miembro más para tener nuevamente el club en funcionamiento y es aquí donde luego de una larga espera Yui se decide finalmente por un club, precisamente el de música ligera y con esto salvándolo de la extinción. Desafortunadamente el club requiere de la pieza clave de toda banda musical: el guitarrista, y Yui no tiene experiencia alguna con ningún instrumento.

Capítulos del 1 al 5

Capítulos del 6 al 9

Capítulos del 10 al 12

Pando

20 marzo, 2010 by

Bueno, se que he estado muy ausente estos días. Pero tiene su explicación: he tenido una semana repleta de exámenes y muy poco tiempo para dedicarle a mis aficiones.

Pero aquí estoy de nuevo… aunque estoy comenzando a pensar si de verdad quiero mantener este blog abierto… parece que actualizo solo para mi y eso me molesta un poco uwu

Sea como sea, hoy vengo con el link de descarga para un programa fantástico: El pando

Para quienes no sepan lo que es el pando, les diré que es un programa de descarga… se asemeja al Ares, pero en este no buscas los documentos, sino un link para llegar a ellos. He decidido comenzar a subir los capítulos de series de Anime que me interesen a Pando, ya que es más rápido a la hora de descargar que megaupload. Dejaré los links necesarios aquí cuando llegue el momento.

Descargar pando aquí.

Los mangas, si sigo subiéndolos, los subiré a 4shared, como siempre.

Matta nee, minna! 😀

Mi pupe

12 marzo, 2010 by

Bueno, hago una entrada flash [Falta de tiempo, gomen nwn”] sobre una página web donde te puedes crear una “pupe” que es una muñeca virtual y donde tienes que subir imágenes de tu ropa y complementos para ganar ribbons y comprarle ropa a tu muñeca.

Suena complejo, pero no lo es ^^

Mi pupe se llama Kytsume [Qué raro, no? xD]

Si quieres tu propia pupe, pulsa aquí.

La página está en inglés pero con un par de días te vas acostumbrando a sus secciones.

Espero que os hagáis una pupe muy kawaitosa y que podamos ser poupée friends! ñwñ

Matta nee, minna! 😀

Bye bye ~

[ http://www.formspring.me/Kytsume ]

Harem Days

11 marzo, 2010 by
Título: Harem Days
Género: Yaoi
Tomos: 1 Tomo
Mangaka: Bohra Naono
Fansub: PiyocoMangas [Tengo la horrible noticia de que, por lo que he podido comprobar el blog ya no existe ;W; Me pregunto que habrá pasado… uwu]
Argumento: Mitsuru Madoka “Enman” se ve acosado sexualmente por su jefe de departamento Suzunari-san ¿Qué pasará?. Además hay que añadir que Mitsuru esta destinado en un departamento donde solo trabajan mujeres, de ahí el nombre del manga.
Descargar aquí.

Cosplay Cafe

10 marzo, 2010 by
Título: Cosplay Cafe
Género: Yaoi
Tomos: Oneshot
Mangaka: Minami Haruka
Fansub: Lucky no fansub
Argumento: el joven Kanbara esta enamorado del presidente de su clase Shindou-san y por eso, él decidió hacerse presidente en el pasado. Ahora ellos deben decidir que disfraces de mujer del club de teatro utilizarán para el festival… ¿Qué pasará?
Descargar aquí.

6 Meses

9 marzo, 2010 by

Nya ~

Vengo con toda la felicidad y la energía del mundo mundial! *Sonríe agitadamente*

Resulta que hoy hago seis meses [Desde hace apenas 43 minutos] con la persona más dulce y maravillosa del planeta tierra… y claro, una se siente orgullosa de ser la afortunada poseedora de semejante tesoro.

Su nombre es Jesús y es de Jaén. Sí, yo soy Asturiana y la distancia es mortal, pero le quiero demasiado como para renunciar a él por una relación más cercana.

LE NECESITO.

Es una necesidad primitiva e incontrolable que no comprendo aun después de seis meses. Es como si… no se, si no hablase con él mi mundo se paralizase y el corazón se me volviese del tamaño de un mísero puño.

Porque sí, necesito decirle todos los días cuanto le quiero y le necesito a mi lado.

Quizá suena más romanticoide y pasteloso de lo que hubiese planeado pero… a jorobarse! Hoy tengo una noche/día pasteloso/a por culpa de mi trocito de edén.

Y dirá que no es mono… encima! No os imagináis el mensaje que me ha mandado, todo monoso él *-*

¿Cómo no se puede querer a una persona que te demuestra cuanto te quiere a diario?

Hay que ser inhumano! Y más si esa persona es como mi cielito… atento y dulce como una cupcake o un shake de fresa… *Babas*

Te amo, Jesús ♥

Dejando un poco a un lado mi pastelosada de novia enamorada ~ [Que no porque yo quiera, sino porque me lo exige el guión ¬3¬] os contaré que me he creado un blog en Ameba.

Muchos se preguntarán ¿Qué es Ameba? Pues bien, es un suport de blogs japonés y EN JAPONÉS. Y no, antes de que alguien me lo pregunte, no se japonés.  He tirado de google translator [Con sus mierda-traducciones] y de deducción propia para navegar por el sistema y tal… y bueno, el resultado es el siguiente:

http://ameblo.jp/kytsume/

Quien se quiera pasar es libre de hacerlo y esas cosas… A mi lo que me gusta es el detalle de todos los iconitos kawaitosos que le puedes añadir a tu entrada a demás del color que WORDRPESS NO TIENE ¬¬

O por lo menos el mio no ;W;

Y nada más por hoy… bueno sí!

Tengo una pupet… que se puede conseguir aquí: http://pupe.ameba.jp/cute/user/ [De aquí saqué la idea del blog en Ameba .w.]

Bye bye ~

Matta nee, minna! 😀

Retorno.

7 marzo, 2010 by

Bueno, esta es una entrada muy personal. Es una de esas entradas que se  me antojan de vez en cuando y de las que me reprimo, pero hoy no tengo muchas ganas de reprimirme de nada, estoy estresada uwu

Es un relato mio y agradecería que, si alguien quiere utilizarlo en algún lugar (Blog, tablón tuenti, etc…) me informase de ello. Gracias nwn

Espero que disfrutéis tanto leyéndolo como yo disfruté escribiéndolo.

Retorno.

Era una oscura noche de verano.
En un pequeño pueblo, a apenas 20 millas de Tokyo, había concertado una cita con el hombre que más labia poseía dentro de mi círculo de amistades.
Por supuesto, también traficaba con todo tipo de mercancías. Y cuando hablo de todo tipo, me refiero a todo tipo. Las mujeres no eran una mercancía despreciable.
Yo siempre había sido un hombre tranquilo.
Poseo una empresa que obtiene un beneficio del 75% mensual, lo que implica unas ganancias asombrosas. De ahí, mi actual fama de millonario. Pero ese no es el caso.
El coche de Mikami llegó cinco minutos retrasado, como siempre. Le gustaba hacerme esperar. “Todo lo bueno se hace de rogar” repetía una y otra vez.
Sofía, mi amante griega, me acompañaba recostada sobre el sillón. Sabía que Mikami le había echado el ojo en cuanto la había visto y que deseaba poner sus astutas garras sobre ella. Realmente, me daba igual. Yo solo había amado a una persona en mi vida. Podría relataros una historia bonita entre una preciosa chica que conocí en secundaria y que me hizo feliz pero al final me dejó. Una hermosa mujer que se cansó de verme trabajar. Pero yo no era heterosexual, Sofía era un mero entretenimiento y una compañía cálida en las noches solitarias. Yo solo había amado a un hombre, Kimichi, y él me había abandonado en un catastrófico accidente automovilístico. Debido a esto, estaba siempre deprimido y me consolaba en la bebida y en Sofía, saciando mis dos primitivos tipos de sed al mismo tiempo.
Mikami abrió la puerta de la sala de par en par, con una sonrisa dibujada en el rostro y el brillo de la victoria reflejado en sus ojos. Tramaba algo, pero yo no me imaginaba cuan fascinante era.

– Satoshi-san, siempre es un placer verle – besó mi mano, aunque parecía que me besaba el trasero.
– Bienvenido, Mikami – Le indiqué que se sentase en la silla que enfrentaba el sofá.
– Te traigo una preciosidad.
– Ninguna ha alcanzado a Sofía, por ahora – acaricié el cabello de mi mascota griega, sin demasiado interés.
– Española.
– ¿Española?
– Ya sabes, de esas que tienen la sangre caliente… – movía las manos en un intento de explicarse- y lo que no es la sangre, ya sabes.
– Esta bien, hazla pasar.

Mikami giró la muñeca y chasqueó los dedos. Uno de sus dos guardaespaldas salió de la sala al instante.

– Esta te va a gustar más que Sofía – miró a mi propiedad con lujuria – y podrás entregármela sin remordimientos.
– Demuéstramelo y cállate un rato.
– No deberías tratar así al sobrino de un yakuza, ¿Sabes?
– Ni tú deberías marearme con tus tonterías. Muy pocas mujeres están a la altura o superan a mi muñequita. – Sofía casi me tocaba la entrepierna, acariciando mis muslos. Era una verdadera profesional de su oficio.
– Esta no es una puta.
– ¿Perdona?
– No, no lo es. Se ha ofrecido voluntaria cuando le comenté que vendría a verte y no tenía mercancía. Estaba hablando con mi tío.

Lo miré extrañado. Muy pocas mujeres se ofrecían a ser el juguete de un hombre desconocido. Y, puedo asegurar con certeza, que nadie conocía más que mi nombre y mi fortuna. Pensé que quizá se quería acercar a mi por ella, pero me equivocaba enormemente.
Entonces llegó. Una mujer morena, de mediana estatura y con unas piernas infinitas atravesó la entrada. Traía la sonrisa puesta y unos vaqueros simples. Llevaba también una camisa blanca de algodón, que apenas cubría el sujetador de encaje que se descubría bajo ella, y un lazo le despejaba la frente de lo que suponía era su flequillo. Definitivamente, no parecía una prostituta.

– Es un placer, Ikamoto-san – hizo una leve reverencia ante mi y tomó asiento junto a Mikami. – me han contado delicias sobre usted – sonrió con sinceridad.

Creo que el pecho se me desbocó nada más ver su sonrisa. O quizá fue por su tono de voz, o por sus ojos… o por ese modo de mirarme con la curiosidad y la inocencia grabada en sus pupilas.
Suspiré y la miré una y otra vez, buscándole el defecto que la traía hasta mi. Quizá fuese el dinero. Tampoco me importaba.

– Es un placer, señorita… – le tendí mi mano, para que me entregase la suya.
– Ichidara, Kytsume Ichidara – sus labios pronunciaron su nombre con empalagoso cuidado. – No hace falta que siga las costumbres occidentales, señor.

En realidad tenía ganas de probar el tacto de su piel en las yemas de mis dedos. Me preguntaba si era frío como la porcelana o cálido como una llama. Era cálido y suave, como el roce de un ángel en un sueño alguna vez perturbado.

– Satoshi, Kytsume es una prestigiosa y eficiente abogada además de una mejor escritora.

Me quedé mirándola fijamente. Cada una de sus curvas, cada uno de los pliegues que modelaban su contorno.
Aquel ser alado se había presentado ante mi y, por lo que acababa de escuchar, no tenía problemas económicos.

– Y digame señorita, ¿Qué la ha traído hasta mi presencia?
– La curiosidad, tenía ganas de conocerle.
– ¿Qué más da eso? ¿Hay cambio o no hay cambio? – chapurreó Mikami, entusiasmado con la idea de que la chica que traía como moneda de cambio me hubiese cautivado.
– Solo si la señorita desea quedarse a mi lado.
– Lo desea – contestó el joven maleducado.

Iba a rebatirle, a contestarle que debía dejarle hablar a ella porque solo su opinión me importaba, pero Kytsume me calló asintiendo con el rostro.

– Lo deseo – susurró.

Supongo que la euforia me llenó por completo el alma, los sentidos y la razón. Había perdido el norte… aquella mujer no era una prostituta, era una chica decente a la que condenaría a ser mi juguete. Pero si ella lo deseaba, ¿Quién se opondría a semejante delicia?

– Entonces esta hecho – miré a la mujer que reposaba a mi costado – Sofía, vete con Mikami.

Sofía se levantó con la sonrisa impregnada en desengaño y los ojos inundados en silencio. Se acercó a Mikami y consintió que este le proporcionase un fulminante beso mientras rodeaba su cintura con los brazos.

– Al fin eres mía, preciosa. – dijo éste mientras se levantaba. – Ha sido un placer hacer negocios contigo, Satoshi, como siempre.

Se inclinó y se retiró tan rápido como había llegado. Sus guardaespaldas le siguieron y nos dejaron solos a mi nueva mascota y a mi. El término mascota no es el más adecuado para referirme a ella, porque el que estaba siendo domado por su mirada era yo.
Tenía la suficiencia reflejada en el rostro y desprendía el aroma del misterio. Su fragancia embriagaba mi deseo. Yo siempre me había considerado homosexual y ahora dudaba de mis propias ideas.

– Se lo que eres – sonrió con prepotencia.
– ¿Lo que soy?
– Homosexual.
– Ah… eso…
– Se que apenas has tocado a la griega en todos estos tres años y que aun amas a Kimichi-kun.
– ¿Cómo sabes quien fue Kimichi? – la ira acababa de completar el tornado emocional que lo removía todo en mi pecho.
– Una escritora debe saber todo sobre sus personajes.
– ¿Per… sonajes? – la miré intrigado.
– Exacto, Satoshi-san, serás el protagonista de mi próxima historia – entrecruzó las piernas – un drama romántico.
– Drama… – saqué una cajetilla de tabaco de mis pantalones y encendí uno entre mis labios. Tomé una bocanada de humo y la liberé lentamente – tsk… ¿Conoces toda la historia?
– Se que le amabas, que te amaba, que erais amantes y que falleció en un accidente de coche en el que tú conducías. Solías ser un hombre sano, sin vicios y con un novio que te hacía realmente feliz. A parte, ya eras millonario por aquel entonces, por lo que imagino que fueron los mejores años de tu vida. Tras su muerte, te diste a la bebida y al tabaco y al mal vicio de negociar con el sobrino de un Yakuza para lograr mujeres como amantes. Nunca te tendrá satisfecho una mujer, ¿Verdad?

Me miraba con inquisición. Había resumido toda mi vida en apenas un par de minutos y yo pensaba que nadie la sabía. Tomé de nuevo el humo en mi boca y lo liberé con una sonrisa.

– Lo sabes todo de mi.
– Todo no, aun no se como besas… como eres en la cama… y si no lo averiguo, mi libro no será un superventas.
– ¿Es eso todo lo que quieres de mi? ¿Ni dinero, ni fama, ni joyas? – Me reí y me retumbé en el respaldo del sillón.
– No tengo interés en esas cosas banales. Yo he nacido para relatar tu historia Satoshi, solo la tuya.
– ¿Puedo preguntar por qué?
– Un día te vi en la calle. Llevabas unas gafas de sol y los labios apretados, como si alguien te estuviese torturando. Creo que incluso vi tu alma.
– ¿Y qué?
– Fue hace tres años, en el entierro de Kimichi.
– Aun no le veo un sentido.
– Me enamoré de ti. Bueno, no de ti, sino del personaje que representabas. Un hombre fuerte ante la sociedad, con dinero, con fama… y con el corazón roto y la vida destrozada por un borracho y su todoterreno.
– Eres directa, sin duda.
– Puede que no sea realista, pero soy sincera – sonrió.
– Entonces lo que quieres es probarme como amante, para describir las sensaciones que tenía Kimichi a mi lado.
– Más o menos… esa es la idea. – se levantó enérgicamente y me miró, retándome – ¿Dónde esta la habitación?
– Por ese pasillo, al fondo a la derecha – comenzó a caminar – Por cierto Kyt, ¿Puedo llamarte Kyt verdad? – me incliné sobre mis rodillas y di la última calada – ¿Piensas probar también el sexo anal?

Se giró y me miró fijamente a los ojos. Sonrió y se acercó. Posó sus manos sobre mis rodillas y se inclinó hacia mi cara, hasta que pude sentir su aliento en mis labios.

– Haré lo que sea necesario por mi libro – tomó mi cigarrillo y lo apagó contra el cenicero de la mesa – pero no pienso consentir que tú te lo pases bien y yo no. – escapó por el pasillo – Nada de sexo anal – gritó.

Me cubrí el rostro con la mano derecha y comencé a reír. No sabía que era lo que me atraía de aquella extraña y engreída mujer, pero no podía apartar los pensamientos lujuriosos de mi mente. Supongo que también me gustaba el hecho de que me hiciese sonreír.
Me puse en pie y me encaminé hacia la puerta que daba al patio interior. La pequeña laguna artificial que lo complementaba, reflejaba la luz de la luna. ¿Acaso iba a hacerlo? ¿Ya no quería a Kimichi? Un día había jurado que jamás volvería hacer el amor con alguien, que solo les entregaría carne a cambio de carne a todos y cada uno de los amantes que se tornasen en mi vida.
Pero algo extraño le pasaba a mi pecho cuando veía a Kytsume. Algo fuera de lo común. Una excitación emocional que ni siquiera Kimichi había producido alguna vez en mi.
Miré al astro de Artemisa con decisión.

– Lo siento, Ken – susurré, y volví al interior de la cabaña que había alquilado.

Caminé por el pasillo hasta llegar a la última puerta a la derecha y la abrí. Kytsume llevaba mi albornoz puesto. Se había apartado todo el pelo sobre el hombro derecho y su ropa, toda su ropa, descansaba sobre una silla al costado de la cama.

– ¿Ya te has quitado la ropa? – me acerqué a ella y le besé la parte de cuello descubierta – Me gustaría habértela quitado con los dientes.
– No necesito que te me insinúes.
– Decías que querías sentir como Kimichi – miré nuestro reflejo en el espejo que reposaba ante nosotros – te trataré como a mi amante, como a mi amada.

Suspiró y se giró. Cubrió mi pecho con sus manos y se puso de puntillas para besarme lentamente en los labios. Su lengua hizo sucumbir a la mía nada más adentrarse en su terreno. Sus besos, eran apasionados y tiernos, agridulces.

Kanojo To Kanojo No Neko

6 marzo, 2010 by

He decidido compartir con vosotros este vídeo porque me ha gustado nwn

Espero que os guste :3

Vodpod videos no longer available.

Matta nee, minna! 😀

VDownloader

6 marzo, 2010 by

Bueno! Hoy traigo un maravilloso programa con el que descargar vídeos de youtube sin el más mínimo problema. Se puede descargar en los siguientes formatos:

  • Distintas calidades de Avi
  • Mp4
  • Compatible con Iphone y Ipod
  • Compatible con PSP
  • Nokia N800/N810
  • MPEG
  • Mp3 (Sólo audio)
  • 3Gp (teléfono móvil)
  • Variedades de VCD, DVD y SVCD
  • El archivo original sin convertir.

Por lo tanto, es realmente útil en todos los ámbitos nwn

Descargar aquí.

Con esto, informaros también de que estaré unos cuantos días ausente por los exámenes trabajos y demás… uwu el estrés acabará conmigo ;W;

Matta nee, minna! 😀